Ya dijo el Predicador que, pase lo que pase, no hay...

Nada nuevo bajo el sol.