"Hablaba con vehemencia y emoción de cosas que, entones, me eran desconocidas: llorar, esperar, sufrir, reír, y de otras que, además de desconocidas, me parecían extravagantes cuando me explicaba en qué consistían: andar, besar, nadar, enamorarse, sudar, aprender… elegir…¿morir?-rió-... ...Atrévete. ¡Vive!"

 

 

" EL PACTO"